Escrito por 16:52 Blog, Charlas

Etopia: 10 años de innovación, creatividad y emprendimiento

Etopia 10 años

Etopia cumple 10 años. Y lo hemos celebrado como se merece, con un gran encuentro entre las mucha gente que, en una u otra medida, han ayudado a poner este gran proyecto en marcha. Y también con la publicación del Libro «El Laboratorio de las Preguntas Futuras», que esperamos que sirva para entender mejor Etopia y reflexionar colectivamente sobre su futuro.

Para celebrar los 10 años de Etopia y presentar el libro, el equipo de programación y contenidos del centro capitaneado por Laura Montañés y Elena Giner han diseñado un acto lleno de sentido. Moderado por la periodista Marta Fernández, hemos podido disfrutar de un interesantísimo debate sobre las preguntas que encierra el futuro digital entre el científico Manuel Bedia, la periodista Isabel Cebrián, y la artista-diseñadora Julia Puyó.

Desde mi puesto de Director de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento he tenido el honor de hacer una de las intervenciones de apertura del acto. A grandes rasgos, ésto es lo que he contado a un auditorio repleto de viejos amigos y colaboradores:

Los orígenes

El nombre de Etopia surge del libro de William J. Mitchell “e-Topia”, padre del concepto de smart city, al cual siempre le dio una componente humana. Mitchell fue un destacado urbanista, prolífico autor, y decano de la Escuela de Planeamiento Urbanístico del MIT hasta su muerte en 2010. Además fue presidente del Comité Científico de Zaragoza, que sugirió a la ciudad crear un centro que se ocupara de pensar y diseñar la ciudad en la “era digital”. Su propuesta para Etopia fue que Zaragoza tuviera una especie de “Bauhaus digital”.

Con esa idea, ni más ni menos, Etopia se inauguró formalmente en Junio de 2013, celebrando la última reunión de ese Comité Científico formado por otros 8 destacados pensadores urbanos. Una de las recurrentes recomendaciones para nuestro proyecto de ciudad digital por parte de ese Comité siempre fue que Zaragoza mirara hacia afuera para identificar buenas ideas pero que, en último término, construyera una ciudad inteligente única y diferencial. Ese modelo de ciudad inteligente debía estar basado en nuestra profunda historia e identidad. Y sobre todo, a medida de las necesidades de los propios zaragozanos y zaragozanas.

Hoy Zaragoza está en ese camino de transitar hacia una ciudad inteligente, sostenible, cohesionada, e innovadora, sin por ello renunciar a sus rasgos diferenciales que la hacen única. Somos una ciudad media europea con un mix económico diversificado y una alta calidad de vida.

10 años de Etopia en red

Zaragoza está en el grupo de cabeza de la sostenibilidad en Europa, encabezando la misión europea de las 100 ciudades climáticamente neutras, y aspira también a estar en el pelotón de cabeza de la innovación.

En esa carrera por la innovación, que es una carrera global pero que da dividendos locales en forma de más y mejores empleos y servicios, es fundamental contar con equipamientos como Etopia. Tras 10 años, Etopia forma ya parte de un mapa de grandes activos innovadores, públicos y privados, que funcionan en red y que conectan la energía y el talento local con las tendencias e ideas internacionales.

Nombres como el ingeniero David Cuartielles -co-inventor de Arduino e ideólogo de las colonias Etopia Kids-, la cineasta Paula Ortiz -que realizó en Etopia su aclamado largometraje “La Novia”, la empresaria Alicia Asín -ligada al proyecto de Etopia incluso antes de la puesta en marcha del edificio; de hecho los equipos de Libelium aún se pueden ver por los alrededores de Etopia-, o el arquitecto Miguel Fontgivel que ha adquirido fama mundial con la espectacular esfera luminosa de Las Vegas y que nos ayudó con Etopia en fase de proyecto, y muy especialmente, con su fachada media- han sido y son buenos embajadores de Etopia dentro y fuera de nuestras fronteras.

Innovación urbana al servicio de la ciudadanía

Y si de algún logro podemos presumir en Etopia es del gran talento reunido tras estos muros, un talento que se activa por y para Zaragoza. Me detendré en dos ejemplos de esta vocación de servicio a la ciudad: en las primeras semanas del confinamiento, cuando escaseaba cualquier material de protección y la industria aún no había comenzado a producir equipos industriales, en Etopia auto-fabricamos más de 2.000 equipos de protección contra el COVID que fueron a sanitarios y a residencias de mayores de todo Aragón.

Y mientras tanto, también desde Etopia se diseñó, puso en marcha y gestionó durante sus dos primeros años el exitoso programa de revitalización del pequeño comercio tras la pandemia Volveremos, que hoy es un éxito reconocido. Como decía, innovación y talento al servicio de las necesidades del momento.

Nuestra Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento ha sido parte consustancial de este gran proyecto: ayudó a conformarlo y a ponerlo en marcha con el alcalde Juan Alberto Belloch y nuestro director José Carlos Arnal. Desarrolló su faceta más experimental con el alcalde Pedro Santisteve siendo director Mariano Salvador. Y más recientemente, con el alcalde Jorge Azcón y la alcaldesa Natalia Chueca, he tenido y tengo el enorme orgullo de coordinar a un fenomenal equipo que contribuye día a día a su expansión en impacto y actividades.

Una apuesta de largo recorrido

Nuestro equipo contribuye igualmente a la internacionalización de Etopia a través de la decena de proyectos europeos que gestionamos en la actualidad, y mediante las redes internacionales de talento a las que, gracias a dichos proyectos, tenemos acceso. Dice mucho de Zaragoza, que cuatro corporaciones de muy diferente signo político hayan apostado por hacer de la innovación bandera y hayan apoyado este proyecto.

Por eso, vivimos la celebración de estos 10 años de Etopia con alegría y con el orgullo de haber cumplido la misión que el Ayuntamiento nos encomendó. Y con la misma ilusión que hace 10 años, y con la misma curiosidad, miramos al futuro. Sea la rampante crisis económica de hace una década, o la pandemia, Etopia es una institución ágil que adapta sus objetivos a los retos cambiantes de lo urbano. Hoy, pensar y diseñar nuestra sociedad urbana digital implica trabajar la sostenibilidad, la inteligencia artificial, la logística urbana de última milla, la brecha digital, la educación, el cripto-arte. Pero por encima de todo, implica una cultura de la colaboración y de las alianzas.

Eso nos une hoy aquí, vosotros sois los mejores colaboradores y los mejores compañeros de viaje para abordar los próximos 10 años de Etopia. Una década que para la innovación promete ser igual (o más) de apasionante. En Etopia está representado el tejido cívico, emprendedor, académico e investigador, artístico, e institucional. Todos en el mismo barco para hacer de Zaragoza, mediante la innovación y la experimentación, una ciudad mejor que trabaja en red con otras ciudades europeas.

En nuestra Fundaciión queremos pensar que ese barco está anclado entre los zaragozanos barrios de Las Delicias y La Almozara, y que se llama Etopia.

Artículo publicado bajo licencia Creative Commons de cultura libre. Algunos derechos reservados.

(Visited 135 times, 1 visits today)
Last modified: 18/11/2023
Cerrar