Escrito por 10:04 Blog

Espacios de datos, emprendimiento e ideas digitales

Aprender a construir etopias

De un tiempo a esta parte, las semanas se suceden vertiginosamente. Tengo la impresión de que, especialmente tras la pandemia, hemos entrado en una espiral un tanto loca de productividad que nos lleva de reunión a reunión, que nos hace saltar de proyecto a proyecto sin que tengamos tiempo ni para rascar más allá de su superficie. En una especie de dictadura del correo electrónico y del zoom que nos marca la agenda y nos chupa el tiempo y la energía.

Como a mí muchas veces tampoco los árboles me dejan ver el bosque, he decidido tratar de hacer un relato semanal que al menos me sirva para construirme mi rudimentario mapa mental. Un relato-mapa que me oriente en este viaje acelerado por los campos del arte, la tecnología, la innovación urbana y el emprendimiento en el que me embarco cada Lunes junto a mi equipo cuando entro por las puertas de Etopia.

Los espacios de datos europeos

La Unión Europea quiere que los datos de la gente y las empresas que residen en Europa estén guardados también en Europa. Además, está tratando de que no haya empresas que puedan monopolizar mercados a costa de guardarse exclusivamente para ellas los datos que sus actividades producen. Por ejemplo, si el fabricante de un horno no comparte los datos sobre su funcionamiento y sobre sus averías, sólo podrán realizar el mantenimiento las empresas que dicho fabricante decida. Para que la cadena de valor del horno -fabricación, instalación y mantenimiento- esté abierta a la competencia, los datos de los hornos también deben estarlo.

Pues bien, la Unión Europea ha decidido que cada sector económico tenga su propio espacio de datos -la estrategia europea del dato te la contamos un poco más en profundidad aquí-. Un espacio de datos es una especie de mercado de intercambio de datos entre consumidores del dato y productores. Funciona de manera parecida a la bolsa. En los espacios de datos no se almacenan datos, igual  que en la bolsa no se almacenan acciones; solo se intercambian en base a unas reglas conocidas por todos los agentes.

En Etopia estamos participando en la construcción de dos de estos espacios de datos europeos: el de movilidad y el de Smart Cities and Communities. Este asunto de los datos tiene enormes implicaciones para las ciudades, ya que es donde más datos se producen. Esta semana precisamente hemos estado en Bruselas para comenzar el proyecto DISCO, en el cual planteamos que los datos de las actividades logísticas urbanas nos ayuden a mejorar la calidad de vida en Zaragoza.

Por ejemplo, los datos que las empresas de reparto poseen sobre los flujos de logística podrían usarse para situar puntos de entrega de paquetería cerca de casa a los que poder ir andando o en bici, y a la vez ahorrar emisiones al medio ambiente.

Zaragoza como ciudad de pruebas de soluciones tecnológicas

Dicen que lo que funciona en Zaragoza funciona en cualquier sitio. Con esa premisa seguimos poniendo en marcha programas que permitan a las empresas probar sus soluciones en nuestra ciudad. Conseguimos así dos cosas: ayudar a las pequeñas empresas y mejorar de paso la ciudad. Uno de esos programas es Salta, que en mi equipo coordina Raquel Povar y que ya lanzamos el año pasado.

Esta semana Etopia ha acogido a los 8 emprendedores seleccionados en la convocatoria nacional de Salta de este año. En 2023 hemos decidido condensar Salta en dos meses intensos de trabajo bajo un formato que llamamos «Salta Lite. Diseño de las Ciudades del Futuro». Para empezar, a lo largo de dos días de trabajo y residencia en nuestro centro, los emprendedores han hecho un primer sprint para poner sus ideas a punto. Ahora volverán a casa antes de comenzar unas semanas de trabajo por su cuenta para estar así preparados para el siguiente sprint.

También esta semana, y junto a Fundación Ibercivis y Ayuntamiento de Zaragoza, hemos empezado a probar la tecnología de medida de calidad del aire que el proyecto SocioBee ha desarrollado para nosotros. SocioBee es un proyecto de ciencia ciudadana que en nuestro equipo coordina Pilar Martín, y que nos gustaría que sirviera para empoderar a estudiantes en su conocimiento científico acerca de cómo se respira en la ciudad.

El objetivo de SocioBee es crear grupos semi-autónomos de medida de calidad del aire -que llamamos «colmenas»-, organizados alrededor de escuelas zaragozanas. Aunque la tecnología usada es compleja, y habrá que pulir algunas cosas para que se pueda usar por parte de usuarios no avanzados, las primeras pruebas técnicas han sido ya muy prometedoras.

Ideas digitales en marcha

Etopia celebra este año su X aniversario -cómo pasa el tiempo- con una serie de eventos temáticos y la publicación de un libro. Uno de estos eventos es Ideas Digitales. Se celebrará el 15 de Junio y en él presentaremos la plataforma aragonesa de creadores digitales «Ideas Digitales Aragón» junto a importantes instituciones colaboradoras. Coordinado por la incansable Laura Montañés, la productora Transit ha realizado un estupendo trabajo de identificación y mapeo que va a permitir visibilizar la potencia de la creación digital en nuestra tierra.

Pero para fortalecer esa economía digital local, además de visibilizar a las gentes de la creación digital hay que formarlos y ayudarles económicamente. Esta semana nuestro compañero Néstor Lizalde ha impartido en las recién estrenadas instalaciones del New Media Lab de Etopia el segundo de los talleres en tecnologías audiovisuales programados para esta primavera .Y Blanca Pérez Ferrer ha estado en Milán -más concretamente, en Meet, nuestro centro hermano allí- para el lanzamiento formal del proyecto Artecho.

Artecho es un proyecto europeo para impulsar la creación digital a través de las NFTs -una tecnología basada en blockchain-. Gracias a él acabamos de seleccionar 15 artistas europeos que quieren incorporar las NFTs en sus proyectos artísticos y a los que mentorizaremos durante 7 meses hasta concluir con una residencia de varias semanas en Etopia el próximo otoño.

Aprender y seguir creciendo

Los proyectos europeos como Artecho, SocioBee, o Disco, son muy importantes para nosotros por muchos motivos. Sin ellos habría muchas cosas que no podríamos hacer, y gracias a ellos establecemos alianzas más allá de nuestra ciudad que nos permiten aprender y crecer. Por eso esta semana dos personas claves en nuestro equipo como Marta Martín- que se encarga de todo lo administrativo-, y Pilar Pallás -que gestiona proyectos de arte, educación y tecnología- han estado terminando este completísimo curso en financiación europea que ha montado Campus Iberus.

La semana que viene nos contarán en la reunión de equipo de los lunes, pero algo me dice que, aunque cansadas por lo exigente del programa, van a venir con un torrente contagioso de ideas y ganas. Las necesitamos para seguir aprendiendo a construir etopias. a lo largo de -ojalá- al menos otros 10 años más.

Artículo publicado bajo licencia Creative Commons de cultura libre. Algunos derechos reservados.

Foto a partir de vídeo de Oihane Chavarrías para Etopia.

(Visited 136 times, 1 visits today)
Last modified: 20/05/2023
Cerrar