Escrito por 16:21 Blog, Energía, How-to

Cómo hackear la nueva factura de la luz

Hackear la factura de la luz y la actual regulacón es posible si fomentamos la soberanía energética. La regulación permite el “peer to peer”, las comunidades energéticas, el control sobre la producción y el autoconsumo.

factura luz cero

Hackear (en el buen sentido de la palabra) la nueva factura de la luz es posible. Es posible hacerlo con la nueva factura y con todas las que lleguen a partir de ahora. Como ejemplo, en la semana en que se ha anunciado la enésima nueva composición de la factura de la luz, nos acaba de llegar la factura energética de Abril de 2021 (un mes bastante lluvioso, por otra parte) de casa.

Todo el gasto energético va en una única factura, que incluye luz y climatización, pues gracias a las placas fotovoltaicas hemos prescindido del contrato de gas. Estas son las cifras: 👉

😊 Consumo neto*: 1,18 €
😒. Término fijo: 18,00 €

¿Cómo se consigue?
– producción fotovoltaica: 2,4 KWh**
– autoconsumo
– vertido a red con compensación
– buen aislamiento término, mejor si incluye certificación passivehaus, aunque no es imprescindible
– concienciación de toda la familia

(*) Consumo neto = producción – consumo de red – autoconsumo

(**) el precio de todas las placas solares es inferior a 800 €

Además de todo ello, hay agentes comercializadores que proporcionan ventajas en el precio del KWh y la posibilidad de “enviar” el excedente de producción en las horas en que en nuestro hogar no hay casi consumo (las horas centrales del día) a otro hogar (un familiar, por ejemplo).

El espíritu hacker lleva consigo reapropriarse de las cosas, darles la vuelta, adquirir soberanía y autonomía sobre algo realmente complejo. Hackear la factura de la luz y la actual regulacón es posible si fomentamos la soberanía energética. La regulación permite el “peer to peer”, las comunidades energéticas, el control sobre la producción y el consumo.

Lógicamente, se trata de extender este hackeo, esta soberanía, al conjunto, para lo cual cabe preguntarse: ¿Qué inversiones y políticas públicas se necesitan para “democratizar” esto? Hace justo 2 años contribuí a este interesante artículo en El País donde se exploraban algunos ejemplos de cómo las ciudades pueden liderar el camino a la sostenibilidad energética.

Nota: el término hackear se confunde a menudo con “crackear”. Ambos fueron originalmente acuñados en el mundo de los sistemas informáticos y la seguridad, pero mientras el hacker está movido por el fin de compartir información sobre cómo funciona la tecnología y se compromete en su avance, el concepto de crackear lleva aparejado un propósito ilícito. Recomendamos hojear esta especie de tratado sobre los hackers que es la Ética Hacker, del filósofo finlandés Pekka Himamen.

#sostenibilidad #transicionVerde

Artículo publicado bajo licencia Creative Commons de cultura libre del tipo CC BY-SA 4.0. Algunos derechos reservados.

Foto de Giorgio Trovato vía Unsplash

(Visited 94 times, 1 visits today)
Last modified: 05/06/2021
Cerrar