Escrito por 18:25 Charlas y entrevistas, Datos urbanos

Webinar: “El uso de los datos en las ciudades inteligentes”

OdiseIA es un espacio de pensamiento, debate y acción con expertos de máximo nivel. Una asociación sin ánimo de lucro constituida en noviembre de 2019 con tres grandes líneas de actuación: generar conocimiento como think/do tank, realizar investigación y fomentar la unión de la comunidad.

El uso de los datos en las ciudades inteligenets

El próximo martes 23 de Marzo, a las 19h, doy junto a Juan Murillo un Webinar sobre “El uso de los datos en las ciudades inteligentes”. en el marco de la línea de Inteligencia Artificial en Cudades del think tank OdiseIA. Hablaremos de Big Data, de IA, de IoT, y un poco de 5G. Todas ellas tecnologías que forman el amplio conjunto de la ciudad inteligente.

¿Qué tienen que ver los datos con la Inteligencia Artificial?

Si vemos la ciudad como un organismo vivo (concepción superada pero que nos vale pedagógicamente), los sensores IoT son los sentidos a través de los que se capta la información, las redes son su sistema nervioso, y las plataformas inteligentes (cada vez más nutridas por la IA) son el cerebro. Por todo ello se capta, genera, transporta y explotan datos. El futuro de la Smart City se apoyará, pues, en “cuatro patas”: sensórica (IoT), redes (5G, por ejemplo), software (IA) y Big Data.

¿Puede la smart city sustentarse sólo sobre datos no personales?

Quizás las soluciones que los tiempos necesitan (pensemos ahora en el Covid y lo necesario que es saber cómo nos movemos), precisan, nos guste o no, del dato personal. Y tal  dato, por naturaleza, no puede ser abierto. No, al menos, directamente. El open data fundamentalmente bos proporciona información sobre cosas: farmacias, eventos, kilómetros de carril bici o partículas contaminantes. Pero las cosas no sufren desigualdades, ni se ponen enfermas. Los ayuntamientos han venido tradicionalmente construyendo soluciones para la gestión de lo común sobre datos abiertos acerca de “cosas”. Un esfuerzo que hay que mantener, pero que quizás ya no sea suficiente. Pensemos en las grandes corporaciones digitales y digámosles ahora que tienen que generar sus negocios digitales en base a datos no personales. Sería como trabajar con una mano atada a la espalda.

A las ciudades les ocurre lo mismo, pero a nadie se le escapan las dificutades que esta empresa conlleva. Porque, además, y como bien sabemos, el Internet de las Cosas (IoT) no capta datos sobre cosas, sino fundamentalmente sobre personas. En el Webinar trataremos de dar pistas sobre posibles caminos que no nos saquen de estos callejones sin salida.

¿En qué ámbitos es necesario activar flujos de compartición de datos entre entidades?

Lo es en casi todos. Los ayuntamientos empezaron a compartir datos hace tiempo con el open data. Lo que ocurre es que eran datos no personales, por eso los negocios creados gracias al open data siempre han ido por detrás de las (grandes) expectativas. El verdadero salto es la compartición de datos personales. Pero es un salto que plantea muchas interrogantes:

  • ¿de quién es el dato personal, de la entidad que lo ha recopilado o del usuario?
  • ¿pueden compartir las corporaciones e institiuciones un activo que no es suyo?
  • ¿accederían los usuarios a que sus datos personales se compartieran con terceros a cambio de beneficios?
  • ¿de qué tipo podrían ser esos supuestos “beneficios”: monetarios, de reputación / reconocimiento, o simplemente una garantía por parte de su administración de que esa cesión conllevará mejoras para el bien común?

Son aspectos que, sin duda, van a generar un interesante debate.

¿Para qué se activan los flujos de datos?

La ciudad es ese espacio de los flujos que anticipó Manuel Castells. Por ello, analizar, visualizar y comprender los flujos son procesos fundamentales para comprender la ciudad y, por extensión, para mejorarla. El BBVA y su línea de ciudades fueron ejemplo de ello. Esta comprensión de la ciudad a través de los flujos tiene múltiples aplicaciones, desde el diseño de la movilidad, la planificación de políticas energéticas, el urbanismo, la regulación de la vivienda (p.e. alquileres), o la gestión de la pandemia.

Cada individuo tendrá una sensibilidad diferente y unos miedos diferentes respecto a ceder sus datos para estos objetivos. Deberíamos implantar los medios para que el ciudadano pueda ejercer estos derechos de datos de manera real. Trataremos de mostrar algún ejemplo de cómo hacerlo.

Sobre OdiseIA

OdiseIA es un espacio de pensamiento, debate y acción con expertos de máximo nivel. Una asociación sin ánimo de lucro constituida en noviembre de 2019 con tres grandes líneas de actuación: generar conocimiento como think/do tank, realizar investigación y fomentar la unión de la comunidad.

Artículo publicado bajo licencia Creative Commons de cultura libre del tipo CC BY-SA 4.0. Algunos derechos reservados.

 

(Visited 58 times, 1 visits today)
Last modified: 20/03/2021
Cerrar